El Blog De Felipe

Bienvenido, espero que este espacio sea de tu agrado.
Un lugar para mis pensamientos e historias

lunes, 3 de octubre de 2011

El aliento

Otra vez, vuelvo a llenar aquel lugar con un suspiro de emotividad, parecía como si algo le faltara a aquella habitación; algo que lo llenaba instantáneamente al igual que una luz pinta un cuarto oscuro. Algo que llenaba aquel vacío espacio, sabiendo instintivamente que mi cuerpo no se notaba ni en una cuarta parte de la habitación. Fue así como noté, noté que mi alma no le llenaba ni la cuarta parte de su corazón, note que mi vida no causó ningún sonido en su mente. Tomé un lápiz y una hoja, para comenzar a desahogarme con la tinta, para no tener que desperdiciar más suspiros. En ese momento, mientras el lápiz derramaba su tinta, me di cuenta, que también nosotros lo hacemos. Todo lo que escribimos deja una marca, aunque sean rayones. Nos deslizamos a través de la página del diario de alguien, llenamos algunas líneas vacías; todo lo que damos deja una marca, y a su vez, siempre se llevará parte de nosotros. Aunque como cualquier lápiz, Nuestra tinta se agota. 

2 comentarios:

  1. Muy interesante, la última frase da para muchas interpretaciones distintas, pero la tomaré por una en esta ocasión: Todo lo que hacemos deja una marca, pero también hay un momento en que nos apagamos y no nos es posible dejar más que un gran manchón grande a todos los que nos "leyeron" o supieron de nosotros.

    Saludos (:

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho esto: "Nos deslizamos a través de la página del diario de alguien, llenamos algunas líneas vacías; todo lo que damos deja una marca, y a su vez, siempre se llevará parte de nosotros. Aunque como cualquier lápiz, Nuestra tinta se agota". Es verdad, nuestra vida es como un papel que con cada visita, con cada experiencia, va arrugándose y llenándose de rayas irreparables e imborrables. Desearía nunca ser la línea que se borra con dolor, con odio o con desprecio. Jamás he borrado a alguien así de mi vida, es más, los destaco, para recordar por qué esa persona logró dañarme, que fue lo que esa persona y yo hicimos mal, qué nos llevó a querer olvidar esas letras.
    Me gustó mucho lo que escribiste :3 Da mucho para pensar. Yo, por mi parte, me pregunto cómo escriben quienes me rodean sobre mí, qué escriben sobre mí... cómo lo destacan o cómo lo borran...
    Sigue así :3
    Cuidate, adiosín n.n

    ResponderEliminar